Expertizen ahora es Etixen: La historia detrás de este cambio                          Soporte Clientes
Feb 10

Personalización de herramientas para hacer crecer tu negocio

Las herramientas tecnológicas de negocio cada día son más integrables, escalables y personalizables para cada tipo y tamaño de empresa.

Hoy en día es posible contar con una aplicación prediseñada y adaptarla o crear aplicaciones de cero de manera simple, para necesidades muy específicas. (Un ejemplo para ello es la herramienta Zoho Creator, la cual permite desarrollar aplicaciones en base a objetivos).

¿Por qué es importante la personalización?

El contar con aplicaciones personalizadas y adecuadas al negocio se ha vuelto cada vez más importante porque permite a las empresas tener el control de qué información deben recopilar, cómo hacerlo y luego analizar datos para mejorar la toma de decisiones. De esta forma, pueden permitirse tener el control de la actividad de su negocio.

Los negocios deben ser conscientes de que su permanencia en el mercado no reside únicamente en los productos o servicios ofrecidos, sino que debe ser una conjunción de buenos productos, un servicio al cliente excelente y la mayor optimización de recursos. Para cumplir con ello, es necesario mejorar las operaciones, reducir el tiempo de respuesta, descubrir oportunidades de mejora y aumentar la productividad. No es novedad que la tecnología bien aplicada, tiene la capacidad de traer ahorros significativos, generar más control sobre los procesos e incrementar la rentabilidad.

Sin embargo, sabemos que se vuelve complicado saber cuál es la mejor herramienta y cómo adaptarla y usarla. En ocasiones las empresas se vuelven “esclavas” de soluciones o terminan por sub-utilizarlas. Ya sea porque éstas no pueden integrarse con otras de sus aplicaciones utilizadas o porque no se adaptan al negocio. La tecnología debe brindar autonomía a través de la personalización y la posibilidad de usar las herramientas de forma interconectada.

¿Cómo implementar herramientas adaptadas?

 

Para lograrlo en principio debés detectar cuáles son los procesos del negocio y dónde es necesario mejorar. Es de las tareas más importantes, ya que de no definir con exactitud lo que debe hacer el sistema y los requerimientos de mejora, la solución puede tardar en implementarse y no llegar a cumplir los objetivos.

Una vez identificados el siguiente paso es definir si se desarrollará una aplicación o se personalizará una existente. Luego, identificar si se implementará con recursos propios o se buscará un partner tecnológico. Al buscar un partner, éste puede recomendar diferentes soluciones a un mismo problema.

 

 

 

¿Qué tener en cuenta?

  • No excluir a los usuarios de la toma de decisión. De esta forma se correría el riesgo de contratar una herramienta que no se adapte a la forma de trabajo.
  • Enfocarse en la necesidad actual pero también proyectar a futuro. Los negocios crecen constantemente. No contemplar el crecimiento puede llevar a que las herramientas dejen de ser útiles.
  • Una implementación rápida no siempre es mejor. Dada la multiplicidad de opciones que brindan las herramientas, una implementación rápida (Si la empresa tiene procesos complejos) no será eficaz. Ya que no se tendrán en cuenta todas las posibilidades.

Recomendamos las herramientas cloud por su escalabilidad e integración con diferentes soluciones. Desde Etixen trabajamos detrás de la nube para crear y adaptar soluciones cloud a tu medida. Las mismas pueden ser configuradas por las personas de la empresa o contamos con un equipo técnico especializado que adapta cada una de ellas.